Voladores de Papantla

La búsqueda para complacer a Xipe Totec

Aprende como esta fascinante ceremonia se lleva al cabo, lo que significa y donde puedes experimentarla.

La gente de Veracruz en México estaba desesperada. Los años de sequía habían destrozado sus cosechas y el agua dulce era escasa. Los ancianos de la tribu se reunieron para encontrar una solución. Se determinó que Xipe Totec el dios de la agricultura debía estar molesto. Se ideó un plan en la desesperación para tener su atención. Deberían desarrollar una ceremonia que Xipe Totec no pudiera ignorar.

Se les dio a los jóvenes la misión de encontrar el árbol más alto y más recto del bosque, cortarlo y traerlo a la aldea. La tarea se cumplió y una vez que al árbol se le cortaron las ramas y se le dio la forma de un poste, se enterró para que quedara firme en el suelo.

Se escogieron cuatro jóvenes fuertes y ágiles para llevar al cabo la ceremonia. Se adornaron con plumas de brillantes colores para que parecieran pájaros y escalaron el árbol con lianas atadas en sus cinturas. Una vez que llegaron al punto más alto, las lianas se aseguraron al árbol y los cuatro jóvenes se empujaron hacia abajo, girando alrededor del árbol mientras iban descendiendo. No se sabe si esta ofrenda aplacó a Xipe Totec. Lo que sí se sabe es que la tradición que ha fascinado a los que la han observado por más de 2,000 años, continúa siendo muy apreciada por los que la observan hasta el día de hoy.

Los “voladores” como son conocidos mantienen viva esta peculiar forma de arte hasta el presente. Se cree que la iniciaron las tribus Huasteca, Nahua y Otomí en lo que hoy es Veracruz, y estos voladores siguen teniendo su base en esa región de México. Se han reemplazado los árboles con postes de madera o de acero y las lianas con cuerdas, y las plumas se han cambiado por ropas de colores brillantes, aunque la danza permanece intacta.

Con sus camisas blancas, sus pantalones rojos y sus elaboradas bandas con cuentas cosidas en la tela, los cinco voladores escalan los poco más de 30 metros del poste de madera o acero usando como escalones las tablillas de madera. El puntero del grupo conocido como el caporal, se mantiene sentado en la cúpula libre de amarres mientras toca la chirimía, pequeño tambor que lleva una flauta atada. Esta persona representa al sol, y a sus pies están los cuatro voladores unidos al pedestal rotatorio con cuerdas atadas alrededor de sus cinturas y a su vez atadas al pedestal que va rotando. Estos cuatro voladores representan los cuatro puntos cardinales, norte, sur, este y oeste, así como también los cuatro elementos: tierra, agua, fuego y aire.

4 voladores x

13

revoluciones

= 52

A medida que el caporal completa su canción de varios minutos en la chirimía, los voladores se inclinan en sus espaldas y empiezan su descenso. Con sus cabezas apuntando al suelo dan vuelta alrededor del poste por 13 ocasiones. Cada parte de esta vieja ceremonia tiene su significado: el número 52 es muy importante en el México pre-Hispánico ya que simboliza un siglo que se incluye en el calendario azteca. Las trece revoluciones alrededor del poste, multiplicado por los 4 voladores nos da 52, esto es, un siglo. Cuando los voladores se acercan al suelo, se enderezan para tocarlo con sus pies. A la conclusión de cada representación los “danzantes” que así también se les llama a los voladores, a menudo son vistos sentados a la sombra de un árbol, cosiendo cuentas en una nueva y colorida banda.

Lo significante de la “Danza de los Voladores” para la cultura mexicana, fue reconocido por la UNESCO en 2009. Las representaciones programadas regularmente se hacen en el sitio arqueológico de El Tajin en Papantla Veracruz, enfrente del Museo de Antropología en la ciudad de México, en el Malecón en Puerto Vallarta y en el Parque Temático Xcaret en la Riviera Maya. Estos grupos viajantes desde Veracruz también han hecho representaciones en las Pirámides de Teotihuacán y en otros pueblos pequeños incluyendo Cuetzlán Puebla y Tequila y Ajijic en Jalisco.

Cuando anden viajando por México, observen un poste aparentemente fuera de lugar con un hombre situado peligrosamente en su cúspide. Les garantizo que los Voladores de Papantla harán una gran impresión en sus vidas que les durará por mucho tiempo; al mismo tiempo que tendrán una forma fresca del significado del valor y la habilidad.

¿Quieres Mas?

Inscríbete a nuestro boletín y serás el primero en saber cuando hay contenido nuevo.

Tomamos tu privacidad en serio. Spam — ¡Nunca!

Ve nuestros Términos y Póliza de Privacidad.

Pin It on Pinterest